Buscar un arquitecto

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La tarea de búsqueda de un arquitecto es un paso importante en el desarrollo de una idea.

 

La elección se ha de hacer pensando, obviamente en el coste, pero sobre todo en lo que te puede ahorrar un buen profesional. Tanto si se trata de una pequeña licencia de actividad hasta si vas a construir un edificio, la presencia de un profesional, que te guie, informe y ponga a tu servicio toda su experiencia y bagaje adquirido durante años, es un valor que hay que tener muy en cuenta.

El coste de un arquitecto es, al fin y al cabo, el menor de los costes de una construcción. No hay más que ver lo que cuesta una obra y ver los márgenes que se manejan en el sector, del orden del 30%. Además, de los integrantes que pasan por una obra el arquitecto es el que queda con su nombre, apellidos y firma para los restos. Las empresas constructoras se disuelven a la misma velocidad que un bombon en el sulelo de Sevilla en Agosto. Pero el técnico ahí queda para dar la cara y el bolsillo ante futuras reclamaciones de los propietarios o defectos que surjan.

Es por esto , por EGOISMO, por lo que no debiera escocer pagar a un buen profesional, que además, en la mayoría de los casos, no supera el 7% de coste de la obra y puede suponer un ahorro muy importante.

El control de la ejecución, control de plazos y sobre todo tener un agente que diga lo que está bien ejecutado y mal ejecutado, es una ventaja a la hora de discernir que partes de la obra se han de pagar y cuales han sido incrementos provocados por la impericia del que ejecuta, que muy normalmente, a público no ducho en la materia, se cuelan como imprevistos de obra enarbolando al manida frase de: "ya se sabe que en las reformas siempre aparecen imprevistos...".