Eficiencia

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Está muy de moda últimamente lo de la eficiencia energética de los edificios.

Pero la eficiencia no es una moda, ni tiene que ver con muchas cosas que se oyen y leen por ahí. No tienen nada o poco que ver con las etiquetas GREEN, certificados  y cosas por el estilo.

Todo ello es la parafernalia que se crea para que unos pocos avispados se lucren a base de nombres rimbombantes de una cosa se ha estado haciendo, por lo menos un grupo de arquitectos las hemos estado haciendo, toda la vida, y se llama ARQUITECTURA.

Si, la arquitectura hace eso, analizar el entorno, el suelo, las preexistencias, orografía, orientaciones y clima del lugar. Luego, con todos esos datos, se hace una propuesta para que el edificio tome la luz correctamente, se proteja de las zonas con mayor inclemencia, etc....

El problema sobrevino, cuando la arquitectura se quiso convertir en fuegos de artificio, escenografías escultóricas o megalitos vítreos, en ese momento hubo que empezar a meter aparatos costosísimos para controlar la temperatura interior, maquinaria que hace que los edificios se abran y cierren, y vidrios que aíslan más que un muro grueso de piedra, a coste, eso sí, igual de grueso.

Por eso estamos tan alterados con esta "moda", si las cosas se hacen con cabeza, los edificios salen bellos, armónicos y sostenibles, entendiendo la sostenibilidad como la cualidad física de no caerse y la económica de no arruinar a sus propietarios.